Cacao salvadoreño viajará hasta Salón de Chocolate de París

En El Salvador se está dando un fuerte empuje al rubro del cacao. Para 2019 la meta es lograr unas 6,500 hectáreas de siembra de cacao.

cacao1

Una especie de cacao muy particular producida en tierras cuscatlecas fue seleccionado como uno de los mejores 50 cacaos del mundo, y el próximo 30 de octubre la muestra, junto a su productor, viajará hasta París para competir por el título del número uno a nivel mundial.

Las frescas tierras de Berlín, Usulután, son el hogar de unas 5 hectáreas de terreno en las que se cultiva un «atípico» cacao salvadoreño: Jez Chocolate, desde 1870 cultiva el cacao, a unos 1,100 metros sobre el nivel del mar.

Esta altura es inusual para la siembra, pues el cacao se produce a niveles por debajo de ese, por lo general. Su productor, Eduardo Zacapa, considera que el chocolate «se ha aclimatado a esa altura», y este hecho específico ha provisto a este fruto de la tierra de notas frutales y florales en su sabor, que lo hacen único incluso comparado con otros cacaos producidos en el país.

Estas características le otorgaron al chocolate producido en el terreno de Don Eduardo uno de los tres lugares ganadores, a nivel nacional, concurso previo para enviar muestras a París. En París, de las tres muestras salvadoreñas, Jez Chocolate fue seleccionado para participar por ser el número uno en el mundo.

En Paris, don Eduardo representará al país con uno de los mejores 50 cacaos del mundo, título que fue conferido a las muestras seleccionadas para estar en el Salón de Chocolate de París. Las 50 muestras provienen de 40 países del mundo.

«Es el evento más importante de la cadena de valor de cacao a nivel mundial», dijo en conferencia de prensa el director de Alianza Cacao El Salvador, Jairo Andrade, instancia organizadora del concurso nacional, apoyada por el Ministerio de Relaciones Exteriores, Ministerio de Agricultura y Ganadería, USAID, entre otras instancias.

Asimismo, el director afirmó que el cacao producido por Don Eduardo «tiene grandes posibilidades de ser muestra ganadora, por sus características».

El esfuerzo de Don Eduardo y su familia, está siendo también apoyado por la Universidad de El Salvador (UES), a través del Departamento de Fitotecnia de la Facultad de Ciencias Agronómicas.

«Don Eduardo es nuestra punta de lanza, nuestra carta de presentación (…) los próximos años aparecerá mayor competencia», consideró Saúl González de la UES.

En El Salvador se está dando un fuerte empuje al rubro del cacao. Para 2019 la meta es lograr unas 6,500 hectáreas de siembra de cacao, administradas por igual número de familias. A la fecha se lleva cerca de un 50% de esa meta, con 3,000 hectáreas de siembra e igual número de familias productoras.

Fuente: AvancES

Dejar un Comentario