Corte Suprema de EE.UU. mantiene alcance de veto contra refugiados

El Gobierno llevó entonces el tema a la Corte Suprema, la cual aceptó en junio revisar el caso más adelante, y mientras tanto accedió a que se implementara la prohibición de forma parcial.

eeuu-corte-suprema

La Corte Suprema estadounidense apoyó hoy a la administración de Donald Trump y levantó temporalmente las restricciones impuestas por un tribunal inferior al veto parcial de viajes que afecta a refugiados y nacionales de seis países musulmanes.

La semana pasada el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito, con sede en California, decidió permitir que quedaran exentos de las limitaciones ordenadas por el gobernante republicano los miembros de la familia extendida de residentes en esta nación y algunos refugiados.

Sobre estos últimos, tres magistrados de esa instancia judicial determinaron que las personas vinculadas a una agencia de reasentamiento comprometida a recibirlos en Estados Unidos tenían una relación que los hacía elegibles para ingresar al país.

Pero este lunes el Departamento de Justicia solicitó al máximo tribunal norteamericano que bloqueara la decisión de órgano de California, a lo cual accedió de forma temporal el juez Anthony Kennedy.

El fallo del noveno circuito debía entrar en vigor mañana; sin embargo, con la decisión de este magistrado, seguirá vigente el veto para todos los refugiados mientras la Corte Suprema se toma su tiempo en analizar por completo la solicitud de emergencia del gobierno.

A su vez, quienes defienden la llegada de refugiados podrán presentar sus argumentos sobre el tema antes del mediodía de este martes.

El Gobierno solo pidió bloquear la parte correspondiente a esas personas, y no se opuso al apartado de la sentencia que autorizó el arribo a esta nación de abuelos, tíos, sobrinos, primos y cuñados de residentes legales, quienes estaban impedidos de hacerlo con anterioridad.

Tales son los hechos más recientes de una batalla legal iniciada en marzo pasado, cuando Trump firmó una nueva versión del polémico veto de viajes que en enero generó caos en los aeropuertos y provocó numerosas protestas en su contra.

Luego de la derrota sufrida en los tribunales por la propuesta inicial, varias cortes inferiores bloquearon también la segunda iniciativa, que impedía por 90 días la llegada de personas de Irán, Siria, Libia, Somalia, Sudán y Yemen, y por cuatro meses la de refugiados de cualquier procedencia.

El Gobierno llevó entonces el tema a la Corte Suprema, la cual aceptó en junio revisar el caso más adelante, y mientras tanto accedió a que se implementara la prohibición de forma parcial.

Se espera que a partir del próximo 10 de octubre esa instancia analice si, como defiende la administración, el veto constituye un tema de seguridad nacional; o, como sostienen sus detractores, se trata de una discriminación contra los musulmanes que viola la Constitución.

Fuente: Prensa Latina

Dejar un Comentario