Descenso de lahares por barrancas aledañas al Volcán de Fuego podría incrementarse

La Conred de Escuintla está en alerta naranja, debido a los últimos acontecimientos y por las constantes lluvias, las cuales facilitan el descenso de material volcánico.

volcan lahar

El descenso de lahares por las barrancas que rodean el Volcán de Fuego, entre Escuintla, Sacatepéquez y Chimaltenango, se incrementará en los próximos días, cuando la temporada de lluvia se normalice, según la Conred.

El domingo último, un lahar causó alarma en áreas cercanas a San Miguel Los Lotes, El Rodeo, Escuintla, donde incluso fue necesario ordenar algunas evacuaciones.

El lunes último, los trabajos para habilitar la Ruta Nacional 14 seguían horas después del descenso de los lahares, material que se acumuló en el kilómetro 94 de esa carretera.

Carlos Gamboa, delegado departamental de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) en Escuintla, informó que el domingo último cayeron fuertes lluvias en el área, las cuales arrastraron grandes cantidades de material volcánico.

“Por la cantidad de azufre y materiales que se encuentran por la erupción pasada —3 de junio— y la temperatura alta en el sector, se pudo observar cómo se levantó una nube blanca. El material volcánico que bajó afectó las barrancas Cenizas, Seca y Las Lajas, pero no se trató de ninguna erupción”, dijo Gamboa.

El experto agregó que ese fenómeno ocurrirá con mayor frecuencia luego de que la temporada de lluvia se normalice, ya que todo el material volcánico acumulado debe bajar por las barrancas.

Aseguró que están en coordinación con líderes comunitarios de las aldeas aledañas al volcán, así como las que se encuentran en las cuencas de los ríos Achiguate, Pantaleón, Acomé y Coyolate, con el objetivo de que los vecinos reaccionen a tiempo en caso de emergencia, pues en cualquier momento pueden bajar lahares.

“Recibimos importante información de parte del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), donde nos dan las dimensiones de los lahares que podrían estar bajando, y con base en eso tomamos las acciones”, señaló Gamboa.

Zonas de riesgo

Luego de la erupción del Volcán de Fuego, el pasado 3 de junio, autoridades del Insivumeh, la Conred e instituciones extrajeras que integran un consejo científico monitorearon la zona del desastre y áreas circunvecinas al coloso, para detectar zonas de riesgo.

Los expertos determinaron que las barrancas en alto riesgo son Las Lajas, Seca, Taniluya y Cenizas, así como las comunidades San Miguel Los Lotes, El Rodeo, Escuintla, y finca La Reunión, Alotenango, Sacatepéquez.

A través del monitoreo se declara amenaza alta por descenso de lahares a las comunidades La Reina, La Trinidad y El Rodeo, en Escuintla, así como El Porvenir, en Alotenando, Sacatepéquez. Por descenso de flujo piroclástico se encuentra en riesgo una granja porcina y todas las comunidades en las faldas del Volcán de Fuego.

Fuente: Prensa Libre

Dejar un Comentario