El reconocido Instituto Nacional de Santa Ana (INSA) celebra su 118 aniversario

Bajo el lema: ¿Quiénes son ustedes? ¡Somos los del INSA! ¿Por cuánto tiempo? ¡Por toda la vida! es así como se dan a conocer los alumnos que pertenecen y que también fueron parte de este aquellas personas que ya ejercen alguna profesión.

IMG_2668_phixr

Un 26 de febrero del año 1899 abrió sus puertas el Instituto Nacional de Santa Ana (INSA) a los niños y niñas de los diferentes lugares del departamento santaneco, con el fin de prepararlos y en un futuro cercano convertirlos en profesionales para el beneficio de la sociedad.

Centenares de estudiantes han estudiado en esta institución, según cuentan los subdirectores, directores y exalumnos que anteriormente era reducido la cantidad de alumnos porque no había los diferentes bachilleratos que hay en la actualidad como: bachillerato en salud, comercio, turismo, Tic’s, General, Mecánica general, Automotriz, Electrónica y Sistemas Eléctricos.

Para celebrar su 118 aniversario, las autoridades por tradición, llevan mariachis, queman pólvora, reparten el atol shuco y no puede faltar el agradecimiento a Dios por permitir que la institución siga en pie hasta el día de ahora.

Al evento se hicieron presentes exdirectores y subdirectores, doctores, diputados, licenciados entre otras profesiones pasando a hacer exalumnos del INSA, quienes al entrevistarlos reflejaban en sus ojos y en sus palabras el orgullo que sienten de haber sido parte de esta institución.

Ricardo Mendoza, ex subdirector, expresó <<En el año 1969 fui subdirector, cuando no existían los bachilleratos, ni tercer ciclo, solo de primero hasta quinto grado, en 1980 fui el director, en la época de la guerra el estudio era irregular por el acontecimiento de aquel tiempo, la mayoría no asistía por el temor, pero algunos luchaban para venir a este lugar a aprender y recibir las clases, para esa época año con año la matrícula disminuía, pero a pesar de las circunstancias la institución progreso y hasta la fecha me siento orgulloso de haber sido parte del INSA>>.

El doctor Ricardo Antonio Laguán, exalumno dijo <<Es un honor y orgullo haber sido estudiante, en aquel tiempo yo vine en el plan básico de Coatepeque a estudiar primer y segundo año de bachillerato, en ese momento el titulo era de bachilleres en ciencias y letras, el adicional era matemáticas y yo saque las tres materias, fue una alegría para mi poderme graduar, esto fue en el año 1978 aún recuerdo que nuestra graduación fue en el Teatro de Santa Ana, donde el encargado de aquel entonces nos dijo que teníamos que llegar de traje formal. Venir aquí y ver cómo ha crecido en la cantidad de alumnos, me ha sorprendido bastante>>.

Otro de los exalumnos es Oscar Orantes, hoy en día, es maestro en la institución además es el presidente de la Escuela de Modelaje de Fundación Hellen Keller El Salvador, quien, a través de ella, enseña a la juventud que en la vida hay que arriesgarse hasta cumplir las metas, respetar y ayudar al prójimo y sobre todo a alejarlos de las cosas negativas.

<< soy de la promoción de 1988 casi 30 años y los mejores años de mi vida, los cuales han vuelto a mi memoria en los pasillos que disfrute con mis compañeros, ahora los recuerdo con mis alumnos. ex alumno y docente INSA. >> escribió Orantes.

El actual director del INSA, Ismael Quijada, tiene a su cargo 5,000 estudiantes desde sexto grado hasta los diferentes bachilleratos quien comentó <<Agradecer el legado que han dejado los diferentes directores, subdirectores, maestros y exalumnos, esto ha sido historia y lo seguirá siendo, es un icono de Santa Ana y de El Salvador, le damos gracias al Ser Supremo este logro, porque si no fuera por él, no pudiéramos ir escribiendo los diferentes hechos históricos que se han dado y que seguirán, agradezco el apoyo de los maestros, alumnos, padres de familia y a la sociedad en general que día a día se busca mejorar nuestra institución, aunque no ha sido nada fácil, llevó diez años de servicio, obteniendo compromisos, nuevos proyectos para el bien de los estudiantes>>.

<<Mi objetivo, es seguir desarrollando estrategias para que la institución sea la mejor, un ejemplo a seguir, ha habido excelentes exalumnos que dejan en alto al INSA, como director me corresponde seguir dejando un buen legado como lo han dejado los demás>> enfatizó Quijada.

Uno de los maestros tiene una vida laboral para la historia en dicha institución:

padrino

Historia de un Ex – INSA

Desde que estaba en primaria, mi anhelo fue estudiar en el INSA, porque mis hermanos ahí estudiaron, mis primos ahí estudiaron, soy el menor de cinco hermanos, y todos somos ex – alumnos del INSA, no hice examen de admisión para entrar a tercer ciclo y luego también seguí en Bachillerato, Industrial en Electrónica, tampoco hice examen de admisión, eran tiempos de la guerra. Pero sin importar el riesgo, mi deseo fue estudiar en la misma institución.

Fueron mis maestros Martín Romeo Monterrosa, Alcides Aguilar, Salvador Figueroa de Tercer Ciclo, por mencionar a algunos, en Bachillerato: La señora Griselda Chámul, los maestros Marco Tulio Castro, Los señores Olmedo, Polanco, Saavedra, Eduardo Jiménez, la señora de Montes, por el área Técnica: Manuel Morales, Carlos Ortiz, Carlos Lemus, Oscar Villalobos (maestro activo aún) Carlos Gilberto Minero (jubilado), el Señor Vicente Augusto Dimas (Q.E.P.D) y el señor Cándido Guerrero.

Fueron seis años, en que compartí muchas experiencias junto a compañeros como Arnoldo Alemán, Aníbal Aguilar, Nelly Sofía Calderón, Esperanza Arriola, Julio Acosta, Alfredo Amaya, Ana Elizabeth Arévalo, los hermanos Carlos y Luz de María Avilés por Tercer Ciclo, Rafael Quezada, Nery Rodrigo Estebes, Eduardo Cardona, Nelson Lemus, Carlos Artiga, Luis Polanco en bachillerato por mencionar a algunos.

Fue en bachillerato cuando en tercer año conocí a la persona que se robaría mi corazón, quién actualmente es mi esposa: Diana de Arias, también una ex – alumna del INSA, del bachillerato en Comercio.

Dos años en el ITCA, luego otros dos de profesorado en el ITSA, estando en último año cuando me avisaron de una plaza de Instructor de Electrónica, el maestro Candido Guerrero partió hacia los Estados Unidos, presenté mi C.V. en el mes de abril de 1988, y en agosto, me notificaron acerca del nombramiento a la plaza de instructor de Electrónica, no lo creía, iba a trabajar en la misma institución donde fui formado.

Desde entonces han pasado 28 años, estoy por llegar a los 29, y mi segunda casa, mi INSA querido ha ido cambiando para mejor, hay nuevos bachilleratos, la población ha crecido, nuevos espacios, nuevos equipos, han llegado nuevos directores, maestros se han ido, han llegado nuevos maestros y maestros.

En estos casi 29 años he visto muchas promociones de alumnos, algunos de ellos son mis amigos, unos llegaron a trabajar en el INSA, son mis compañeros actualmente, hay tantas anécdotas, unas muy amenas otras tristes, no hay nada más triste que la muerte de un alumno, o la de un maestro o maestra, ver graduarse a los estudiantes ha sido de lo más satisfactorio.

En la actualidad llevo la coordinación de un bachillerato relativamente nuevo. El bachillerato en Infraestructura Tecnológica y Servicios Informáticos ITSI (conocido por TICS) y es lo que considero la mayor realización de toda mi carrera como profesor, no hay mayor satisfacción que trabajar en lo que te apasiona.

Espero llegar a culminar mi carrera en el Instituto más grande de El Salvador, mi querido INSA.

Finalizo esta historia, con una frase que se ha puesto de moda en el CEINSA:

“Quiénes son ustedes?  ¡Somos los del INSA!,

¿Por cuánto tiempo?¡ Para toda la vida!

Realmente INSA de corazón y para toda la Vida.

Prof. Roberto Arturo Arias López.

Algunos de los trofeos ganados por loa alumnos y alumnas en las diferentes disciplinas deportivas y sociales, ubicados en el Salón de la Fama.
Algunos de los trofeos ganados por loa alumnos y alumnas en las diferentes disciplinas deportivas y sociales, ubicados en el Salón de la Fama.

Dejar un Comentario