MUHNES recibe delegación alemana con miras a proyectos de cooperación

Pretenden que el MUHNES sea la entidad difusora de este conocimiento y la guía en los procesos sobre la administración y certificación de la base de la biodiversidad de El Salvador.

museo1

El Museo de Historia Natural de El Salvador (MUHNES) fue anfitrión de una delegación del Banco Alemán de Desarrollo, para la promoción del Potencial Económico de la Biodiversidad de Manera Justa y Sostenible, el pasado martes 29 de mayo.

Al encuentro asistieron la directora general de Patrimonio Cultural y Natural del Ministerio de Cultura, Irma Flores; el director del Museo Nacional de Antropología Dr. David J. Guzmán (MUNA), Heriberto Erquicia; el director del programa de Promoción del Potencial Económico de la Biodiversidad de Manera Justa y Sostenible para poner en práctica el Protocolo de Nagoya en Centroamérica y República Dominicana, Sebastian R. Meurer; la directora del MUHNES, Eunice Echeverría, y técnicos del museo junto a representantes de la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD) y de la cooperación alemana a través del GIZ (Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit por sus siglas en alemán).

El programa nació en el año 2015 y su objetivo es que los países miembros del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) —Belice, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y República Dominicana— implementen las primeras medidas para una distribución justa y equitativa de los beneficios derivados del uso sostenible de los recursos genéticos y los conocimientos tradicionales asociados a ellos.

“Al ser el MUHNES quien administra la base de datos de la biodiversidad del país, es el socio ideal natural para la implementación del programa denominado Acceso a los Recursos Genéticos y Participación Justa y Equitativa en los Beneficios Derivados de su Utilización (ABS)”, explicó la directora del museo.

Según Echeverría, el ABS tiene alrededor de cuatro años en El Salvador. Sin embargo, este involucra el protocolo de Nagoya, el cual no ha sido ratificado en el país, aunque se está trabajando con miras a su revalidación.

“Alemania tiene mucho interés en que el protocolo se ratifique en el país para poder ingresar e iniciar la búsqueda de socios nacionales para utilizar especies de nuestra biodiversidad que pueden tener propiedades farmacéuticas, medicinales, entre otras”, sostuvo la directora del MUHNES.

museo

La delegación tuvo la oportunidad de conocer el trabajo del Museo de Historia Natural no solo en materia del trabajo de difusión del conocimiento que realizan con el público estudiantil, científico y general que visita este espacio, sino también en cuanto a las investigaciones que efectúa su personal técnico.

Asimismo, la comitiva recorrió el Taller de Conservación de Fósiles, el Herbario Nacional MHES y las colecciones de zoología y paleontología del museo.

“Uno de los ejes del enfoque de sostenibilidad del programa ABS/CCAD/GIZ gira alrededor de la transferencia de conocimientos y el desarrollo de capacidades que permitan a las personas y a las instituciones transformar sus entornos”, expresó Meurer.

De igual manera, el directivo alemán manifestó que Centroamérica posee una alta diversidad biológica y conocimiento tradicional que son importantes para el mundo: “Algunos son tan valiosos que se están comercializando, y los propietarios, poseedores y portadores de estos recursos y conocimientos tradicionales tienen derecho a participar en los beneficios derivados”.

Se pretende que el MUHNES sea la entidad difusora de este conocimiento y la guía en los procesos sobre la administración y certificación de la base de la biodiversidad de El Salvador, mediante la exposición conjunta denominada “Un planeta para todos”.

Dejar un Comentario