Panamá: Mujeres mayores de 35 años, víctimas de violencia doméstica

La Encuesta Nacional de Salud Sexual y Reproductiva reveló que las mujeres entre 35 y 39 años son las que más dijeron experimentar hoy la violencia física, sexual y emocional a manos de sus parejas.

mujeres mayores

Para este estudio, el Instituto Conmemorativo Gorgas entrevistó a más de 11 mil solteras, casadas y divorciadas entre 15 y 49 años, quienes aseguraron que en algún momento de su relación fueron víctimas de cortes, moretones o dolores (56,1 por ciento) o de heridas profundas, huesos y dientes rotos (35,6 por ciento).

Otro gran porcentaje, que alguna vez estuvo casada o unida, confesó las graves consecuencias físicas al ser agredidas por sus parejas, un fenómeno que a juicio de la doctora Ruth De León, especialista en reproducción humana del Instituto Gorgas, aumentó con respecto a la investigación de 2009.

‘Esto responde, tal vez, al hecho de que las mujeres tienen menos temor hoy a realizar una denuncia de este tipo’, afirmó.

A juicio de Rossana Uribe, presidenta de la Asociación Panameña para el Planeamiento Familiar, ‘la educación es el único punto que nos puede a nosotros salvar en este hueco en el que estamos en derechos humanos’.

Según el estudio, un 8,7 por ciento de las mujeres que sufrieron violencia física y sexual resultó con lesiones oculares, esguinces o quemaduras al ser atacadas por los hombres.

Recientemente el siquiatra Alejandro Pérez aseguró que seis de cada 10 familias en Panamá enfrentan hoy la violencia doméstica, al tiempo que el 80 por ciento de las peleas matrimoniales traen consigo desenlaces fatales, sin contar que la mayoría de ellas tienen su origen durante el noviazgo.

Entre las causas que generan el maltrato intrafamiliar enumeró el temor de las mujeres a quedarse solas, los hijos, la ilusión al cambio de su pareja y la dependencia económica al hombre, quien en el 95 por ciento de los casos son los agresores.

Precisó que estos actos se generan porque muchas veces el hombre reprime sus verdaderas emociones, en tanto siempre se les enseñó que ellos no lloran y que las mujeres son un objeto de su propiedad, ‘cuando el verdadero amor lo que hace es compartir y apoyarse’.

Ante este panorama que va en aumento, el especialista alertó sobre la necesidad de que el país cuente con programas de prevención y promoción de salud mental, los cuales incluyen el desarrollo de gabinetes psicopedagógicos en todas las escuelas.

Cifras del Sistema Integrado de Estadísticas Criminal reflejan que Panamá (cinco mil 215) y Panamá Oeste (tres mil 431) fueron las provincias con mayor incidencia de este problema a nivel nacional durante el 2017.

Fuente: Prensa Latina

Dejar un Comentario