Senadores abogan por TPS por falta de condiciones en El Salvador

Los senadores manifestaron que los salvadoreños amparados con el TPS han demostrado respeto a las leyes estadounidenses.

senadores

Los senadores demócratas de Virginia, Tim Kaine y de Nueva Jersey, Robert Menéndez, valoran que el Congreso de los EE.UU., debe actuar por una “cuestión de valores” para recuperar la credibilidad de Estados Unidos ante el mundo, por la forma en que el presidente Donald Trump trata a los inmigrantes, luego de trascender que el TPS para los salvadoreños se ha cancelado.

Para Menéndez miembro del Comité de Relaciones Exteriores del Senado Federal, la negativa de continuar con el TPS para los 200 mil salvadoreños conllevaría a un doloroso proceso de ruptura para miles de familias que han residido en EE.UU. de manera legal por más de 15 años, tiempo en el cual han demostrado respeto a la ley dedicación laboral.

Esto, a pesar de los 18 meses que ha otorgado la administración de Trump para los salvadoreños antes de cerrar el estatus legal, que vencería el 9 de septiembre de 2019.

“Todo lo que alguien necesita hacer es tomarse la molestia de observar las condiciones dentro de El Salvador para entender que la finalización de este programa y una orden de retorno a los individuos con TPS seguramente desestabilizará los frágiles esfuerzos de recuperación de su país y solo pondrá en peligro a cientos de miles de personas”, comentó el Senador Menéndez luego de trascender información al respecto.

Para el senador Kaine, la negativa de continuidad para que los salvadoreños amparados al estatus legal continúen en Estados Unidos es una muestra más de la forma en que el Ejecutivo estadounidense está abordando el tema migratorio, sin medir las graves complicaciones que una decisión así tiene para los mismos Estados Unidos.

“Esta última decisión despiadada afecta a los salvadoreños a pesar de la violencia que amenaza sus vidas y que continúa obligándolos a abandonar su país de origen, e ignora las innumerables contribuciones que esta comunidad le ha hecho a Virginia y a nuestra Nación desde que fueron desplazados por desastres naturales”, acotó Kaine.

El senador Menéndez, cree que, aunque se den 18 meses más de estancia en el país mientras procede la cancelación definitiva del estatus legal, estos miles de salvadoreños tomarán decisiones “dolorosas” como la auto deportación y otros irían a las sombras para evadir ser arrestados por las fuerzas del Servicio de Inmigración y Protección de Aduanas, ICE, por sus siglas en inglés.

Dejar un Comentario