Trump pone fin a la política de acercamiento de Obama a Cuba

El objetivo que persigue el Gobierno estadounidense es “que el régimen cubano se responsabilice por la opresión y los abusos de los derechos humanos.

cuba

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado cambios en la política con Cuba, reafirmando el embargo a la isla y poniendo fin a los viajes particulares.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha anunciado el cambio de la política estadounidense respecto a Cuba. “Una Cuba libre es lo que vamos a conseguir pronto”, ha asegurado el mandatario. “Que Dios bendiga a Cuba, que Dios bendiga a Estados Unidos”, ha declarado Trump antes de firmar el decreto.

La nueva línea política prevé mantener el embargo contra La Habana y prohibir los viajes particulares a la isla. La restricción no concierne a los cubano-estadounidenses, que podrán visitar a sus familias en Cuba, así como enviarles remesas.

El Departamento del Tesoro y el Departamento de Comercio de EE.UU. implementarán las nuevas regulaciones en los próximos 30 días. Los cambios no entrarán en vigor hasta que ambos departamentos finalicen este proceso que, por su parte, puede durar varios meses.

Trump aseguró que reconoce el derecho de los pueblos a elegir su propio destino y que, por lo tanto, “respetará la soberanía de Cuba, aunque nunca dará la espalda al pueblo cubano”.

En su discurso Trump se arremetió contra “los crímenes” del “régimen brutal de los Castro” y la ideología de comunismo “que destruyó todas las naciones donde fue implantado”, aseguró.

En su intervención, Trump arremetió contra Cuba, acusándola entre otro del envío de armas a Corea del Norte, de “echar leña en el caos en Venezuela”, de dar refugio a los terroristas, de apoyar el tráfico de humanos y su “explotación por todo el planeta”.

El objetivo que persigue el Gobierno estadounidense es “que el régimen cubano se responsabilice por la opresión y los abusos de los derechos humanos ignorados bajo la política de Obama”, reza el comunicado oficial de la Casa Blanca. Asimismo, con su política actual Trump pretende “construir la base para que el pueblo cubano pueda desarrollar una mayor libertad económica y política”.

El presidente estadounidense aseguró que el acuerdo “completamente asimétrico” alcanzado entre las administraciones de Obama y de Castro beneficia directamente a los militares cubanos que -dijo- son “el eje del régimen cubano”, por lo que se comprometió a “restringir este flujo de dólares” y aplicar la prohibición de viajes y el embargo económico.

 

Asimismo, prometió “dar pasos concretos” para asegurar que las inversiones estadounidenses recalen directamente a los cubanos, si bien no explicó cómo, y aseguró que todo ello ayudará a los cubanos a construir sus propios negocios y “el gran, gran futuro de su país”.

La Administración de la Casa Blanca busca desviar las actividades económicas desde el Grupo de Administración de Empresas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (GAESA), tachado de “monopolio militar”. Esto incluye la mayoría de las transacciones relacionadas con los viajes.

Por el contrario, los lazos económicos entre empresarios y entidades estadounidenses con el sector privado cubano serán bienvenidos.

Embargo contra Cuba

La renovada línea política reafirma el embargo estadounidense contra la isla y rechaza los llamamientos de Naciones Unidas y otros foros internacionales de poner fin a este bloqueo. Al mismo tiempo, EE.UU. monitorizará el “progreso” de la isla “hacía un mayor grado de libertad política y económica”.

El levantamiento de las sanciones estadounidenses contra La Habana no ocurrirá “hasta que todos los prisioneros políticos estén libres, se respeten la libertad de expresión y de reunión, se legalicen todos los partidos políticos y se programen elecciones libres y supervisadas internacionalmente”, ha asegurado Trump.

EE.UU. mantendrá abierta la embajada en Cuba

Trump, que anunció que mantendrá abierta la embajada de EE.UU. en Cuba, desafió a este país a proponer un nuevo “acuerdo mucho mejor” en interés de “su gente, de nuestra gente y de los cubanos estadounidenses”.

El Gobierno mexicano se solidariza con el pueblo cubano

A raíz de la firma del decreto por el presidente estadounidense, México ha difundió un comunicado en que hace “un exhorto fraterno” a los gobiernos de EE.UU. y Cuba para que encuentren “coincidencias por la vía del diálogo”, de tal forma que puedan solucionar “sus diferencias en un marco de respeto mutuo y reconocimiento de la soberanía de ambas naciones”.

“El Gobierno de México reitera su amistad y solidaridad al pueblo cubano, y la voluntad de seguir trabajando con el Gobierno de Cuba en los muchos temas de interés común”, reza el comunicado.

Fuente: Diario Actualidad RT

Dejar un Comentario