Un legado indígena que está luchando contra el poder económico

Varias historias encierran a un pueblo que hoy en día las personas están luchando para mantener vivo su patrimonio cultural que está siendo destruido por una constructora.

contruccion1

Tacuscalco, es un pueblo originario de Sonsonate que abarca una de las principales historias salvadoreñas, no solo por el hecho que en ese lugar existió hace más de 2,000 años vida indígena sino también la llegada de Pedro de Alvarado y la lucha contra los castellanos.

Los lugareños expresan orgullosamente los diferentes aspectos que los identifican como: su sitio arqueológico, los montículos y los cimientos de la que fue su iglesia.

A pesar que tienen una reliquia ancestral y patrimonial, esto no significa que el poder económico velará para que se mantenga intacta la zona, sino lo contrario, una empresa constructora construirá 750 casas más una planta de tratamiento para aguas negras, esto viene a destruir todo lo que los nahuat pipil dejaron en Nahuilingo y también se aproxima la contaminación del río Ceniza del cual se abastecen las comunidades ya que carecen de agua potable.

construccion123

Ante esta problemática un grupo de personas que velan por el patrimonio cultural y ambiental de la zona, pusieron una demanda en el Juzgado Ambiental de Santa Ana, donde la jueza realizó una inspección de la obra en Tacuscalco y pudo constatar que dicha empresa no cuenta con los permisos necesarios para que se construyan las casas, por ende, determinó que se suspendiera la obra, hasta que presenten los respectivos permisos.

A esta resolución se suma SECULTURA que está de la mano con los residentes de Nahuilingo en la protección del sitio arqueológico. A finales de agosto de 2017, la Dirección Nacional de Patrimonio Cultural y Natural de la Secretaría de Cultura de la Presidencia recibió una denuncia por daños al patrimonio arqueológico de parte de la constructora Inversiones e Inmobiliaria Fénix S. A. de C.V., la cual desarrolla el proyecto “Urbanización Las Victorias” (Acrópolis Sonsonate) en un área adyacente al centro cívico – ceremonial del sitio arqueológico Tacuscalco.

Tacuscalco, al estar declarado como Bien Cultural, está protegido por la Ley Especial de Protección al Patrimonio Cultural de El Salvador (LEPPCES), que en su artículo 8 señala: “Los planes de desarrollo urbanos y rurales, los de obras públicas en general y los de construcciones restauraciones privadas que de un modo u otro se relacionen con un bien cultural inmueble serán sometidos por la entidad responsable de la obra a la autorización previa del Ministerio a través de sus respectivas dependencias”.

Hasta la fecha la empresa constructora, no cuenta con los permisos establecidos en la Ley Especial de Protección al Patrimonio Cultural de El Salvador, tampoco con la ambiental solamente con la municipal.

A pesar que a los encargados de dicha construcción se les a notificado que paren las obras, estos han hecho caso omiso, según los lugareños hasta trabajan de noche para avanzar.

construccion12

Marvin Zepeda, segundo concejal propietario de la alcaldía de Nahuilingo, expresó <<Este lugar hace poco fue adquirido por la empresa, la verdad no sabemos qué empresa es la que tiene los permisos, porque según la jueza del juzgado ambiental determinó que se tendría que verificar quien de ellos es el responsable porque aparecen tres: Salazar Romero, Chiripio, SA y Feníx. El permiso que tenían por parte de medio ambiente supuestamente es para la construcción de la primera etapa, pero para esta zona no lo hay, solamente por parte de la alcaldía si es que alguien se hace cargo; la jueza les dio 25 días para que presenten los permisos, sin estos, el trabajo que están realizando es ilegal>> afirmó.

Román Cuellar de la comunidad La Bolsona, comentó <<La parte que nos movió fue que iban a contaminar el río y tenemos que defender lo nuestro; esta lucha no es por resentimiento sino porque se debe de velar que no afecten a las comunidades, el afluente sirve para lavar, para bañarse, riego y pozos para tener agua para beber, de ser contaminado por las aguas negras de dicha construcción se verán afectadas 7 comunidades a parte de la flora y fauna que desaparecerán>>.

construccion

A esta grave situación se suma el párroco José Moreno, quien expresó <<Acompañamos en la lucha del pueblo, debemos tener amor a la naturaleza y a la vida, estamos en contra de todo lo que atente a los bienes que nos ha dado la vida. Aunque la misma ley tenga la razón entre comillas, el poder económico es fuerte y parecería que estamos condenados y sujetos a esto. La construcción no es algo positivo porque contaminará más de lo que ya está el río>>.

En la zona de la construcción han encontrado piezas arqueológicas las cuales datan de más de dos mil años.

Dejar un Comentario