World Vision sigue implementando proyectos a beneficio de la juventud

Con este proyecto se verán beneficiados 1,200 jóvenes de El Salvador e igual número en Honduras.

world vision2

Por: Dalila Arriaza e Iris Duarte

World Vision tiene como enfoque de trabajo velar por la protección y bienestar de la niñez, adolescencia y juventud en poblaciones vulnerables. Además, le ayuda a desarrollar habilidades de liderazgo, conocimientos vocacionales y elaboración un plan de vida que les permita mayores oportunidades sociales y laborales. Por ello, lanza un proyecto con enfoque en la empleabilidad juvenil el cual recibe el nombre de “Jóvenes Súper Pilas”.

Es un proyecto que busca desarrollar habilidades para la vida en los jóvenes de 15 a 25 años de edad, por medio de una metodología desarrollada por World Vision y espera como resultado que cada joven, al final del proceso de formación, construya su plan de vida y pueda insertarse en el mundo laboral o regresar a la educación formal a nivel media, técnica o superior.

Se trabaja en los municipios de Acajutla, Armenia, Izalco, Soyapango y San Miguel (en los departamentos de Sonsonate, San Salvador y San Miguel). Los resultados del proyecto propuesto se derivan de una teoría del cambio que ve tres factores clave que contribuyen al éxito de este modelo: i) el fortalecimiento de la vida y las habilidades de vida de los jóvenes; ii) la existencia de empleo, educación formal / informal y oportunidades de autoempleo para los jóvenes, y iii) Asocios, alianzas e incidencia política que promuevan la inserción económica y educativa de la juventud.

A través de la implementación de la metodología participativa, las y los participantes serán capaces de fortalecer sus habilidades para la vida (como pensamiento crítico, habilidades de comunicación, liderazgo y creatividad), así como técnicas, vocacionales y las habilidades necesarias para empleo formal / informal, como la alfabetización digital y la aritmética numérica, y el inglés como segundo idioma y la tecnología de la información. También mejorarán su educación financiera y aprenderán cómo crear grupos de ahorro. Al mismo tiempo, serán capaces de construir un plan de vida.

Se implementó en Honduras y El Salvador, con una duración de tres años. En el caso de El Salvador, busca alcanzar a 1,200 personas.world vision 3

“Este proyecto tiene un componente importantísimo y es que da líneas de cómo los jóvenes pueden construir un plan de vida, el cual les guiará para lograr sus sueños, tomando como base lo que tienen a su disposición, descubriendo y fortaleciendo sus habilidades y destrezas, logrando así triunfos personales, familiares y por su puesto comunitarios. Para ello, contamos con el arduo trabajo de los facilitadores quienes están apoyándolos y guiándolos”, comentó Laura del Valle, directora Nacional de World Vision.

“Este proyecto es innovador porque se sustenta en dar una respuesta a las grandes demandas que los jóvenes tienen en el país, proporcionar oportunidades para su desarrollo y generar ingresos y lo hicimos en conjunto con Honduras porque precisamente los números en estos dos países destacan una buena cantidad de jóvenes donde casi 140,000 ni estudian ni trabajan según un estudio realizado por el BID. Teniendo en cuenta que las estadísticas de empleo formal solo crecen el 1%, los espacios son reducidos”.

“Con este proyecto esperamos abrir espacios en tres vías: Una es que los jóvenes terminen sus estudios, si así lo quieren, dos: poderlos insertar en el trabajo formal y poderlos incluir en la cadena productiva y el tercero es el emprendedurismo”.

El gerente binacional para Honduras y El Salvador, Carlos Diaz, explicó “La iniciativa surge de la situación que se está viviendo en ambos países situación de vulnerabilidad, jóvenes con pocas oportunidades, estigmatizados por las zonas donde viven. El proyecto nace con el propósito de darles oportunidades de formación, enseñarles como se hace un currículo, como presentarse para una entrevista, auto valorarse, conocer sus capacidades, como emprender un negocio”.

“Este programa se implementará en los países como: Guatemala, Ecuador, Bolivia, República Dominicana y México”, finalizó, Diaz.

Nancy Garrido, beneficiada con el proyecto, expresó “El proyecto “Jóvenes Súper Pilas”, llegó hace tres meses a Metalío en Acajutla, a través del área pastoral juvenil de la iglesia católica donde estamos participando 25 jóvenes, nos enseñan las habilidades para la vida, emprender nuestro propio negocio, capital semilla o seguir estudiando para después entrar al área laboral. Es asombroso que hayan llegado a nuestro departamento, mi sueño es emprender mi propio negocio de comida local, además, nos enseñan como administrar los recursos”.

Dejar un Comentario